LA TRAMPA DE LAS PARTICIPACIONES PREFERENTES
 

Preferentes

Las participaciones preferentes son un producto financiero complejo, a camino entre una acción y un bono de deuda perpetua, sin fecha de vencimiento, por lo que la entidad bancaria no tiene obligación de devolver el capital inicial si no quiere, ya que el  ignorante ahorrador no sabe que adquiría una parte de la entidad bancaria. Las participaciones preferentes generaban originariamente intereses vinculados a que la caja o banco registrara beneficios, por eso se ofertaban con una  gran rentabilidad de un 7% a un 10%,  durante un plazo de 5 a 10 años y al final la entidad bancaria acababa rescatando la inversión inicial por ser tan beneficiosas para el inversor.

El problema ha surgido cuando la Banca ha tenido que ser restructurada por la crisis de deuda, por una crisis en su modelo de negocio; necesitada de recapitalización, ofertaba a la ciudadanía un producto financiero con características de depósito de alta rentabilidad con reintegro de lo invertido. ¡Una gran estafa o mentira! ya que el ahorrador compraba una parte de la entidad bancaria, sin capacidad de voto en la Junta de accionistas y sin devolución de lo entregado, salvo que el banco estimara, que era más rentable para su negocio reintegrar al cliente la inversión inicial.

¡Es un escándalo mayúsculo! que clientes sin suficientes conocimientos en soluciones bancarias,  se les ofertara un producto tan complicado, de resultado incierto y sin reintegración de su dinero. Los empleados de las sucursales bancarias tenían órdenes de sus superiores de vender el “producto infame” sin consideración alguna, con objeto de recapitalizar a la banca en sus pérdidas. La codicia bancaria ha sido tal que para quedarse con el dinero de los  ahorradores, ofrecieron las participaciones preferentes maquillándolas como un producto de una gran rentabilidad al estilo de un deposito dinerario, no informando del riesgo en su inversión y la perpetuidad de la operación; convencieron a los clientes para que firmaran cuanto antes, sin comprender lo que contrataban, CONSENTIMIENTO VICIADO Y NULO CONTRACTUALMENTE, como están resolviendo habitualmente los Juzgados y Tribunales españoles.

Ante la masiva movilización ciudadana, algunas entidades bancarias están ofreciendo acuerdos extrajudiciales de sometimiento a ARBITRAJE, que dependiendo de la situación personal están ofertando entre un 45% a 80 %  del dinero invertido, SOLUCION MENOS RECOMENDABLE por cuanto que perderá la mayor parte de los ahorros de toda su vida por no explicarle la verdad en su inversión. Tenemos resultados a nuestro favor que nos avalan como expertos jurídicos para recuperar su dinero ya sea por vía de arbitraje o de reclamación judicial.


¡OBTENEMOS POR VIA JUDICIAL UN 100 % DE SU INVERSION!
TENEMOS LA LLAVE PARA QUE SU DINERO VUELVA A USTED
Consúltenos sin compromiso, ¡nuestros honorarios le sorprenderán!

 

 

 

 
Gabinete Jurídico G & G fundado 2006.
info@gabinete-g.com/ +34 91 3861929

 

 

Język Polski